Education.com
Try
Brainzy
Try
Plus

Técnicas de Estudio: GED Preparación para Examen en Español (page 3)

By
Updated on Jul 20, 2011

Creando un Plan de Estudio

A veces, aplazamos un trabajo porque la tarea parece ser demasiado grande. Pero usted puede manejar cualquier tarea creando un proyecto. Siga estos cuatro pasos para crear un plan de estudio exitoso para el GED:

  1. Reúna la información correcta. Su primer paso es averiguar todo lo que pueda sobre los exámenes. Entérese de todos los detalles sobre el GED. Contacte su centro de examen local para averiguar:
  • Los requisitos estatales específicos de elegibilidad (asegúrese de que sea elegible para tomar los exámenes)
  • Cuándo ofrece los exámenes
  • Dónde está localizado
  • Qué se necesita hacer para registrarse
  • Cuándo necesita registrarse
  • Cuánto cuestan los exámenes
  • Si es necesario tomar todos los exámenes a la vez o si se puede tomar exámenes individuales

Aparte de estos detalles administrativos, necesitará averiguar todo lo que pueda sobre los exámenes. ¿En qué, exactamente, consisten los exámenes? ¿Qué materias? ¿Qué tipo de preguntas? El Capítulo 1 provee información general de la estructura básica de los exámenes GED. Las Partes III–VII empiezan con un resumen del contenido incluido en cada examen y los tipos de preguntas que le harán. Asegúrese de leer estas secciones cuidadosamente.

  1. Sepa qué es lo que ya sabe y qué necesita aprender. Para crear un plan de estudio eficaz, necesitará saber qué exactamente necesita estudiar. Puede ser que usted ya sepa bien mucho del material. Parte del material a lo mejor sólo necesitará repasarlo. Y parte del material tendrá que estudiar detalladamente. Tome los exámenes diagnósticos en la parte II para tener una idea de cómo saldría en el examen. ¿Cómo calificó? ¿Qué partes denotan que sabe bien el material? ¿Qué necesita repasar? ¿Qué necesita estudiar detalladamente?
  2. Póngase un horario. Una vez que tenga buena idea de cuánto de estudio le falta, cree un horario de estudio detallado. Use un calendario para ponerse fechas de límite específicas. Si las fechas de límite lo ponen nervioso, dé suficiente tiempo para cada tarea. Si no, puede ser que le cueste mantenerse calmado y en el camino correcto.

Para crear un buen horario, divida sus estudios en tareas pequeñas que lo ayudarán a alcanzar sus metas de aprender. Un plan de estudio que diga, "Aprender todo para el primero de mayo" no lo va a ayudar. Pero un plan de estudio que impone una fecha fija para aprender cierto material en marzo y abril si lo ayudará a aprender todo para el primero de mayo. Por ejemplo, mire el siguiente plan de estudio de cinco meses creado por un candidato del GED que necesita enfocarse en todos los exámenes:

Note cómo este horario se desarrolla para repasar cada materia y se enfoca en distintos temas cada semana.

A medida que vaya poniendo sus fechas, piense bien en su horario diario. ¿Cuánto tiempo puede tardar en estudiar cada semana? ¿Exactamente cuándo puede cuadrar tiempo para estudiar? Asegúrese de ser realista acerca de cuánto tiempo tiene y cuánto puede lograr. Dése el tiempo de estudio que necesite para tener éxito.

  1. No se desvíe del plan. Asegúrese de que su plan esté escrito y póngalo dónde lo pueda ver. (¡No lo guarde solamente en su cabeza!) Mírelo regularmente para poder recordar qué y cuándo estudiar. La revisión regular de su plan también puede ayudar a mostrar cuánto ha progresado.

Es muy importante no darse por vencido si se atrasa en el horario o plan. Los eventos inesperados pueden interrumpir sus planes. Quizás tenga que pasar más horas en el trabajo, o tendrá que atender a un problema doméstico; aun puede enfermarse. O puede tardar más tiempo de lo que pensaba para hacer cierta tarea. Está bien. Siga con su horario lo más que le sea posible pero acuérdese de que a veces la vida se interpone.

Por ejemplo, si tiene un problema en el hogar que no le deja concentrarse, puede ser que tenga que posponer sus estudios para resolver ese problema. Y esto está bien—con tal que vuelva a programar su tiempo de estudio. Es mejor estudiar más tarde cuando pueda concentrarse que perder el tiempo "estudiando" cuando no es capaz de enfocarse.

Así que si se le pasa una de las fechas que se impuso no se desespere. En cambio, siga en su camino. Trate de consagrar un poquito más tiempo en las próximas semanas para alcanzar su horario original. Si eso no es posible, sólo ajuste su horario. Cambie sus fechas para que sean un poco más realistas. Pero asegúrese de que tenga el tiempo suficiente para terminar todos los estudios antes de los exámenes.

¿Cómo Sabe Usted Lo Que Sabe?

Una de las claves de los estudios exitosos es saber qué es lo que uno ya sabe, y entender qué es lo que no sabe. Los exámenes de práctica son una forma buena de medir esto pero hay otras maneras de hacerlo.

Una de las mejores maneras de medir cómo bien usted sabe algo es ver cómo bien lo puede explicar a otra persona. Si usted conoce el material de verdad, debiera poder ayudar a otra persona a entenderlo. Use su estilo de aprendizaje para explicarlo. Por ejemplo, si usted aprende auditivamente, explique el tema verbalmente. Si usted aprende visualmente, cree diagramas y tablas para demostrar su conocimiento. Vuelva a escribir sus notas o cree sus propias pruebas con preguntas y respuestas como las que hay en el examen. Provea una explicación con la respuesta correcta.

¿Cómo puede saber cuál es lo que no sabe? Si se siente incómodo o inseguro en un examen de práctica o si le es difícil hacer una explicación a otra persona, es probable que necesite estudiar más. Anote todas sus preguntas e incertidumbres. Si anota lo que no sabe, puede enfocarse en conseguir las respuestas. Cuando tenga las respuestas, puede escribirlas al lado de las preguntas y repasarlas periódicamente. Tome nota de cuántas preguntas usted contesta en el camino—podrá ver el progreso que está haciendo.

Si está evitando ciertos temas, es un buen indicador que usted no conoce esos temas suficientemente bien para los exámenes. Póngase dispuesto a batallar con esos temas en su próxima sesión de estudio. ¡No lo deje para más tarde!

View Full Article
Add your own comment